11 consejos de un mexicano en el extranjero para un mexicano que quiere migrar | México Mola

migración mexicana

Siendo mexicano viviendo en el extranjero

Ser mexicano y radicar en otro país es toda una experiencia. Antes que nada, es importante el país al que vas, el motivo por el que te mudas de país y la duración de tu estancia. Claramente no es lo mismo ir a vivir a Colombia porque te enamoras de un colombiano a irte a poner un restaurante mexicano a Moscú desde cero.

La experiencia de vivir fuera de México para mucha gente puede significar un momento de liberación. Cuando las cosas no están bien en casa, en el trabajo, en el amor o en la vida en general, mucha gente opta por irse a trabajar o a estudiar fuera del país. Irse por estos motivos es válido, pero incierto, ya que la vida en el extranjero puede ser mucho más ruda que la vivida en México. Así, que si migras por este motivo más vale que tengas muy bien estudiado a dónde vas a ir, desarrolles un plan de vida y estés preparado mentalmente para el cambio.

Igualmente, mucha gente no emigra por necesidad de cambiar sus circunstancias actuales, sino por gusto o placer. Muchos mexicanos se encuentran actualmente en el extranjero, porque de alguna forma vieron una oportunidad residir en algún lugar extranjero. Para ello, es importante tener un plan de crecimiento bien pensado en ese país, ya que muchas veces al llegar nos podemos dar sorpresas desagradables como un ambiente sumamente competitivo que no te permite crecer como a uno le gustaría.

mujeres mexicanas

Un par de consejos

Cual sea el motivo por el que deseas salir a vivir a otro país, te damos los siguientes consejos:

  1. Ten claro quién eres y que es lo que buscas en esta experiencia y si no tienes del todo claro esto, intenta buscarlo en el camino.
  2. Deja bien todas las cosas en casa. Si vas a empezar un ciclo, más vale la pena cerrar bien tu vida pasada.
  3. Estudia muy bien las circunstancias del lugar donde vas. Es importante que vayas preparados en temas culturales del país al que te iras, ya que puede llegar a ser frustrante irte al otro lado del mundo y darte cuenta que en verdad no querías irte a ese sitio en específico.
  4. Intenta aprender el idioma del país en el que vivirás o por lo menos saber comunicar lo básico. El idioma es básico, en muchos países si no aprendes el idioma estas condenado a convivir únicamente con otros extranjeros y solo un puñado de nacionales. A muchas personas les da pereza hablar en otro idioma distinto al suyo y explicar las cosas o simplemente no hablan otro idioma más que su lengua nativa. Así que ponte a estudiar el idioma antes de mudarte.
  5. Lleva lo mejor de ti mismo. La amabilidad es un lenguaje universal y el que lo sepa hablar se le suelen abrir las puertas donde vaya.
  6. Intenta ser la mejor versión de ti mismo, ¿para qué sirve tanto cambio si no te das la oportunidad de mejorar como persona?
  7. Prepárate para llorar y extrañar. Por muy liberador que pueda ser comenzar de nuevo en un rincón del mundo, la realidad es que es doloroso también. Depende de cada persona, pero conforme llegas a un país también vienen la nostalgia de haber vivido en México.
  8. La soledad existe. Es verdad, puede ser que muchos de los momentos más solos de tu vida y donde sientas que nadie te entiende sean en esta experiencia. Al final eres el mexicano, eres único, una minoría y tienes que esforzarte para integrarte y ser parte de otra sociedad distinta de la que estas acostumbrada.
  9. No pierdas la ilusión. Aunque los planes no estén yendo como uno quiere no pierdas las ganas tan fáciles. Es muy sencillo que tu vida allá se desvíe de los planes que tenías anteriormente a emigrar.
  10. ¡La ropa no es importante! Llena tu maleta de comida mexicana, no lo pienses, hazme caso. Donde vayas seguro encuentras productos mexicanos, pero serán escasos y muchas veces de mala calidad.
  11. Por último, disfrútalo. Disfrútalo al máximo cada segundo, cada minuto, cada respiro. Por muy bien o muy mal lo estés haciendo. Lo has logrado. Intenta disfrutarlo lo mejor posible, aunque no todo salga como quieres no te quites la oportunidad de disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *